¿Haces phubbing o te lo hacen?

¿Aún no te suena esta palabra? El phubbing viene ocurriendo desde hace algún tiempo y seguro que a partir de ahora se instalará en nuestro vocabulario tecnológico como una más del larguísimo diccionario de palabras anglosajonas que ya son parte de nuestro día a día.

Phubbing: El acto de desairar a alguien en un entorno social al consultar su teléfono en lugar de prestarle atención. Phone (teléfono) y Snubbing (desairar), la mezcla de ambas palabras se le ocurrió a un joven australiano: Alex Haigh quien decidió hacer una campaña: stopphubbing para erradicar esta ya muy habitual mala educación.

Hace un par de años en la comida de navidad con mis compañeros de trabajo, hubo un momento en el que todos estábamos hablando entre nosotros a través de WhatsApp, hice una foto del momento que envié al grupo, todos levantamos la cabeza y nos echamos a reír, pero ¿el tema es para tomárselo a risa o estamos rozando el ridículo?.

Tenemos una pareja de amigos con la que paramos muy a menudo y ambos son poco geeks, por no decir cero y por supuesto ni nombrar las redes sociales, ni tienen, ni quieren pertenecer a ninguna. Con ellos no tenemos problemas de phubbing, pero ellos en algún momento de la conversación si que lo tienen por nuestra parte, bien sea para contarles lo que leímos en un tweet o enseñarles una foto en Facebook, al final terminamos mi chico y yo de alguna manera desconectando de la conversación, entonces me pregunto: ¿esto es lo que debemos o queremos transmitir a nuestros hijos? o mucho peor, ¿podría llegar a deteriorar una amistad de años esta obsesión por ver el teléfono cada vez que “suena un pajarito”?

Los que estamos enganchados o trabajamos con redes sociales tenemos de alguna manera una “excusa” ¿pero realmente no podemos desconectar al 100% durante una reunión de amigos? ¿Puede ser Twitter, Facebook, Instagram, Foursquare, etc.. tan absorbente como para desairar a nuestro contertulio?

Es innegable que las redes sociales han cambiado nuestra forma de comunicarnos, en muchos casos las han mejorado e incluso nos han hecho descubrir a personas maravillosas con las que de otra forma hubiese sido imposible conectar. Particularmente pienso que nos han creado una necesidad imperiosa de mantenernos conectados a la red más tiempo del que debemos, pero este tema ya lo dejare para otro post.

Creo que debemos replantearnos algunas cosas, y una de ellas es saber distinguir lo realmente importante. Ya lo dice una frase con la que suelo acompañar mis correos: “las cosas importantes no son cosas”.

Recommended Posts
Showing 2 comments
  • Responder

    Hola Claudia

    Muy interesante el post y la reflexión. Sin duda, hay un límite entre estar informado/contestar al móvil y no desatender a las personas con las que compartimos un rato, a ellas deberíamos dedicar nuestra atención.

    Saludos

    • CCMC
      Responder

      Gracias Christian. Si, somos nosotros los que debemos poner el límite, que muchas veces se nos olvida. Un abrazo.

Leave a Comment