Formación especializada: ¿Aprobar o aprender?

Por qué un título tan llamativo: Formación especializada: ¿Aprobar o aprender?

Sencillamente por dos razones, la primera porque en varias oportunidades he escuchado a personas decirme que se apuntan a un postgrado por los contactos que allí se pueden encontrar y en cierto sentido es importante.

Años después me han comentado esas mismas personas que tampoco habían tantos contactos de calidad como se esperaban.

En segundo lugar porque en algunas de las formaciones que imparto hay alguien que siempre pregunta: ¿cuántas horas debo estar para que me den el diploma?

Analizando ambas razones, te pregunto: ¿realmente son importante los contactos y el diploma?

Claro, ambas son importantes, los contactos pueden ser muy proactivos y en algunos casos se puede encontrar a esa o esas personas que te complementan para emprender un proyecto común, seguro que conoces algún caso, y podría mencionarte unas cuantas Startups y tecnológicas que nacieron así.

El diploma, también es importante, podríamos tomarnos varios cafés hablando de la “Titulitis” y si, cuenta en muchos casos.

Volviendo a la pregunta del titular, la experiencia me dice que todo aquello que aprendes a hacer te ayuda a crecer, como persona y como profesional, si cerramos esa puerta pensando solo en los contactos o en el titulo, ¿de qué nos ha valido todo el tiempo que nos hemos quitado de ocio, de estar con la familia o de hacer otras cosas?

En el sector que a mi me corresponde hay una gran variedad de centros de formación y escuelas de negocios que pueden  ayudarte a decidirte sobre el tipo de formación que quieres recibir y en la que, además de contactos y un diploma o título puedas aprender de forma eficaz, con profesores especialistas en su área, que además ejercen su profesión exitosamente, como la Escuela Superior de Diseño, entre otros.

Hoy en día la formación esta al alcance de todos, desde cursos de formación profesional del SEPE, cursos a través de Fundae o cursos subvencionados por las Comunidades Autónomas o la Comunidad Europea.

Ya lo decía Kofi Annan:  “Sin educación, no podemos ver más allá de nosotros mismos ni de nuestro ambiente cerrado a la realidad de la interdependencia mundial. Sin la educación no podemos darnos cuenta de cómo la gente de otras razas y religiones comparte los mismos sueños, las mismas esperanzas. Sin educación, no podemos reconocer la universalidad de las metas y ambiciones humanas.”

Es importante recordar que nos movemos en un mundo global, donde las competencias, las habilidades y el conocimiento profesional son filtros que debemos superar para entrar en un mundo tan competitivo en el que además le debemos sumar la famosa digitalización.

Entonces ahora te pregunto yo: ¿Aprender o aprobar?

Si te ha gustado, también te puede interesar:

Recommended Posts